“México debe ser un socio comercial confiable; urge se reabra la industria automotriz completa”: Eduardo Solís Sánchez

Ya dieron luz verde los estados de Yucatán, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y Nuevo León y se seguirán sumando

*El expresidente de AMIA y actual consultor internacional de MSquare Consultores y miembro del consejo directivo de la CONCAMIN, en conferencia virtual habla de la urgencia de reabrir la red de suministro en la región de Norteamérica, ya que Estados Unidos y Canadá, ya arrancaron desde el pasado 8 de mayo y es menester exista una plena sincronía productiva entre las tres naciones, ya que si México no cuenta con la capacidad de surtirles las autopartes que se requieren –de cada automóvil fabricado en la Unión Americana el 40% es de componentes hechos en nuestro territorio– las buscarán en cualquier parte y México perdería su lugar preponderante de 4o. exportador de componentes a nivel mundial que ha costado décadas de esfuerzo conseguir 

Rogelio ROY

Es muy relevante, que cuanto antes el gobierno federal, publique en el Diario Oficial de la Federación, su reglamentación para que las plantas automotrices, tanto de autopartes, como de equipo pesado y autos, en cuanto vayan siendo autorizadas en sus protocolos de salud y seguridad para sus trabajadores, por las secretarías de Salud y del Trabajo, a partir del lunes 18 de mayo, entren inmediatamente en operaciones, ya que se corre el grave riesgo de que México sea catalogado por sus socios comerciales de Estados Unidos y  Canadá como proveedor no confiable y que no cumple cabalmente con la red regional de suministro.

Los anteriores conceptos, fueron vertidos por el Dr.Eduardo Javier Solís Sánchez, consultor internacional de MSquare Consultores, miembro del consejo directivo de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, CONCAMIN, y expresidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, durante los últimos 12 años.

Indicó que es muy importante la pronta reactivación de las plantas de autos, transporte y autopartes, ya que el 40% de cada auto que se produce en Estados Unidos, tiene ese porcentaje de autopartes hechas en México, por lo que es muy relevante exista una total sincronía entre las tres economías socias del T-MEC.

Explicó Solís Sánchez, que ya se había publicado en el Diario Oficial, que a partir del lunes 18 de mayo, podrían empezar a operar las plantas automotrices –ya que fueron clasificadas como esenciales para el desarrollo económico de México la industria automotriz, la minería y l construcción–, pero luego se arrepintieron y bajaron esta publicación, y después se publicó la que indica que será el cía 18 que se empiecen a certificar las plantas, pero que empezarán a operar hasta el 1o. de junio.

“Por eso es medular que se publique en el Diario Oficial que en cuanto las plantas sean certificada, de inmediato puedan empezar a operar”, detalló.

Y dijo además que México no puede poner en riesgo, lo que ha conseguido a lo largo de décadas de esfuerzo, de ser considerado un país confiable, un socio que está plenamente integrado a la cadena productiva de la región de Norteamérica, el principal proveedor de partes, componentes y motores para las manufacturas estadounidenses.

Recalcó que las plantas establecidas en México son de clase mundial, y que dese luego cumplen con todos los requisitos de salud y seguridad para sus trabajadores.

Sobre el por qué del cambio de opinión en el gobierno –ya que el presidente López Obrador había declarado que sí arrancaba la producción automotriz en México para el día 18–, explicó que hay un estire y afloje entre los secretarios de Economía y de Salud, ya que éste dice que hay que tener precauciones y no arriesgarse a que la pandemia se extienda, y el primero a que es urgente se reactive la planta productiva para salir de la crisis y para cumplir a nuestros socios comerciales y sigamos siendo una nación confiable en el suministro.

Mientras la industria espera la autorización oficial para ponerse en marcha, –ya que existe el riesgo de que llegue la autoridades y clausure o cierre una planta–, ya varios estados de la República, han dado luz verde para que la industria automotriz reinicie operaciones, como son los casos de Yucatán, Nuevo León, Guanajuato, Querétaro y Jalisco. Y en estos días seguramente se sumarán más gobernadores a apoyar este regreso al trabajo, cuidando al máximo la seguridad y el bienestar de los trabajadores.

Léa también

Rueda de Negocios Virtual de Autopartes y Refacciones del Sector Automotriz de Turquía a México, del 30 de junio al 2 de julio del 2020

*Si le interesa participar, por favor ingrese a la siguiente liga donde encontrará el Formulario …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *