La caída del mercado interno y el aumento de autos usados importados en el país, alarma en el sector: AMIA y AMDA

*“No quisiera mover el pronóstico de los 5 millones de unidades para el 2020, hasta tener mayor claridad”, declara Eduardo Javier Solís Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, ante la preocupante caída del mercado interno del 6.4%, pero que realmente representa. en volumen, una parte del 12 por ciento, ya que de las ventas domésticas, el 35% son de producción nacional y el 65% son autos importados, por lo que la incidencia en el total de la producción es muy baja, más si tomamos en cuenta que el 88% del total manufacturado en México es para la exportación

*Por no garantizar el regreso de la prenda en la compra de autos nuevos, se están dejando de vender anualmente sobre 250 mil unidades, advierte Solís Sánchez, quien pide mayor deducibilidad y que ésta se amplíe a personas físicas 

*Ingente detener las importaciones de autos usados importados de los Estados Unidos, vía “empresa facturara mexicana autorizada por el SAT”, ya que de enero a mayo han ingresado al país 65,209 unidades, que representan el 12.3% del total de las ventas de vehículos nuevos en México. Y definitivamente el presidente López Obrador debe manifestarse con un no rotundo a la regularización de autos ilegales en los estados fronterizos, ya que perjudican al empleo, desalientan la inversión y distorsionan el mercado de semi nuevos,  manifiesta Guillermo Rosales Zárate, director genera adjunto e la Asociación mexicana de Distribuidores de Automotores, la AMDA

Rogelio ROY OCOTLA

 

“Creo que la caída del mercado interno es todavía más profundo que la del pasado que de por si es la primera vez que teníamos una caída en los últimos años que habíamos tenido un crecimiento incluso de doble dígito. Nos toma por sorpresa pero creo yo que algunos de los elementos más importantes, ya se mencionaron como es el tema de la incertidumbre, que afecta todo el consumo de los bienes durables, como lo es el tema del financiamiento, déjame recordar que el automóvil como prenda en un crédito es muy difícil de recuperar, dada la legislación, ya que en países en donde alguien deja de pagar su auto no pasa ni un mes y ya se lo quitaron, ell dueño, el que te prestó, y a nosotros nos puede tomar mucho más tiempo e incluso más de dos años.

“Eso por supuesto nos quita una parte de los segmentos más riesgosos a los que no debemos, por eso vemos carteras vencidas tan bajas y dejamos de entrarle a los segmentos que podría llegar a ser de alrededor de las 250 mil autos. El tema fiscal no deja de ser uno de los temas más importantes, y vamos a seguir insistiendo en que tenemos que aumentar la deducibilidad y hacer deducibles los autos también para personas físicas, si yo tengo un solo patrón yo no puedo deducir mi auto, pero si trabajo como persona física con actividad empresarial, o tengo una empresa, o persona moral, si pueden deducir un auto.

“Uno es el monto de la dedudibilidad y el otro es realmente cual es el alcance que tiene la deducibilidad. En este caso pues son las personas físicas. Y en términos de pronóstico, no tengo elementos suficientes para cambiar. Recordemos que hay empresas que apenas están entrando en producción. Es el caso de BMW, el crecimiento pleno en el que está Kia, Audi, en fin no quisiera mover el pronóstico sino hasta tener mayor claridad”, declaró a México Automotriz el Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez, presidente de la AMIA, en la conferencia de prensa mensual.

NO ROTUND A LA REGULARIZACIÓN

Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la AMDA, por su parte abordó los problemas del mercado interno, que por 25 meses consecutivos continúan a la baja, mientras que en contraparte las importaciones de autos usados importados de los Estados Unidos, van al alza, con sin total de 65,309 unidades en tan solo los primeros cuatro meses del año, con un incremento de 12.3% con relación a las 57,283 vehículos del año pasado en el mismo periodo enero-abril.

La caída en las ventas internas durante el mes de junio, fue de -11.4%, con todos los segmentos a la baja, subcompactos -8.7, compactos -14.5, lujo -11.6, deportivos -2.5 y hasta las suvs con -15.4 por ciento. Se comercializaron solo 106,398 automotores, con 13,761 piezas menos en comparación con el 2018. Y en el primer semestre del año, se colocaron 638,597 unidades, con caída de 6.4% y una disminución de 43,808 vehículos menos vendidos en territorio nacional. El financiamiento de enero a mayo, del 70.2% que estaba en el 2018, bajó al 68.1%, con 362,648 colocaciones, y un pronóstico de ventas para este año de 1 millón 350 mil unidades, en lugar de las 1 millón 400,000 inicialmente proyectadas.

Y mientras los distribuidores de automotores dejan de vender 43,808 coches, los importados usados provenientes de Estados Unidos, que ingresan al país con documentación falsa, ya que hay “empresas facturaras mexicanas autorizadas por el SAT”, que literalmente se dedican a estafar al fisco estableciendo una cadena de complicidades y corrupción alarmantes, tienen un crecimiento de 12.3%, versus el 2018, con una entrada bruta de autos chatarra, de sarcófagos rodantes, de 65,309 unidades, en tan solo cuatro meses del año y en franco crecimiento, ante la poca eficacia de las autoridades que no controlan ni facturas, ni revisiones mecánicas de las unidades y mucho menos su verificación para el cuidado del medio ambiente.

Es necesario que el presidenete López Obrador se manifiesta rotundamente al respecto, y les diga !NO! a los goberneradores fronterizos y a organizaciones psudocampesinas, que no se permitirá la regularización de unidades que ingresaron al país de forma ilegal. No se puede legalizar lo ilegal. Y ese sería un mensaje claro y rotundo a los gobiernos fronterizos que buscan a todas formas regularizar los autos chocolate que circulan ahora en la frontera, pero que la rato se internaran en el país.

UN MERCADO DE 259 MIL UNIDADES

El Dr. Solís Sánchez, también tocó un tema relevante para reactivar el mercado interno. Pide se amplíe y se abra la deducibilidad a personas físicas, y que los montos se eleven de más de 175 mil pesos. También que se legisle en el sentido de que la banca pueda recobrar en forma rápida los vehículos que se compren y que se incumpla en el pago mensual, ya que ahora se tarda el proceso judicial hasta dos años. Y si eso se lograra, se podría abrir el financiamiento a otro estrato social de más bajos ingresos, pero que podrán representar ventas hasta de 250 mil unidades más cada año.

Mientras tanto, es urgente frenar la importación, abrir el financiamiento, aumentar la deducibilidad y abrirla a otros segmentos de la población, reactivar los programas de chaarrización y modernización del parque vehicular, aumentando sus montos.

En la conferencia de prensa, Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez, presidente de AMIA, y el director general adjunto de la AMDA, Ing. Guillermo Rosales Zárate, en el auditorio de la Asociación Mexicana de Distribuidores de General Motors.

4

 

Léa también

Bendix realiza actividades para lograr una mejor comunicación y desarrollo de habilidades

Pasión por el Éxito desarrolla actividades con empleados de Bendix  *Los participantes eran alrededor de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *