Impacta COVID 19 en caída de ventas de vehículos en México

2020 es un año desafiante para el gobierno y la sociedad mexicanos, todos como unidad

*La AMIA indica que en abril se registraron 34,903 unidades vendidas en todo el país, notándose un descenso del 64% en ventas 

Karen LIÉVANO OROZCO/ corresponsal en Chiapas 

 

El año 2020, ha lanzado cifras poco prometedoras en diversos sectores del país, entre ellos, el económico, ya que debido a la contingencia actual, el impacto negativo se ha hecho presente en gran magnitud, y a su vez golpea a una industria fundamental para el desarrollo en México: la industria automotriz.

Tras varias medidas de prevención sanitaria, para evitar la propagación del virus COVID-19, más de 60 millones de mexicanos permanecen sin actividades cotidianas, entre ellas: empleos. Por lo tanto, esto obligó a cierres temporales de grandes fábricas automotrices, para eliminar riesgos de contagio y también evitar la acumulación de vehículos no vendidos. Por esta razón, se presentó una importante caída del 99% en producción automotriz, y el 90% en exportación.

Esta influencia negativa, se ve reflejada en el índice de ventas de vehículos de agencia en México, ya que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el INEGI, en respaldo con la Asociación Mexicana de la Industria automotriz, AMIA, en el mes de abril se registraron 34, 903 unidades vendidas en todo el país, notándose una caída del 64% en ventas. Durante el mes de enero del año en curso, el índice despuntó 1.9% el total de venta de autos nuevos, con un descenso del 10.4% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Según la AMIA, a pesar de la actual crisis, la industria japonesa Nissan se mantiene como líder de ventas de piezas en México, con 6,919 vehículos desplazados, teniendo en primer lugar a su modelo más popular, Versa, seguido de los modelos NP300 y March. En cuanto a autos de lujo, el modelo GLC de Mercedes-Benz, despunta en los más vendidos.

En consecuencia, al cierre de piso de ventas en agencias vehiculares, el número de clientes descendió, lo que llevó a las marcas a implementar ventas en sus plataformas online y entregas a domicilio. Así también, han apostado por estrategias atractivas en pagos, ya que en promedio el financiamiento va de entre 13% al 15% en intereses a la compra, sin embargo, algunas distribuidoras automotrices han optado por bajar su tasa de interés al 10%. Algunas marcas como Ford, con el fin de activar el mercado mexicano, lanzaron sistemas de venta que permiten a sus clientes pagar 90 días después de la compra.

Se prevé que durante los siguientes meses, y con las fábricas productoras en movimiento, la industria automotriz empiece a crecer paulatinamente la actividad económica en esta industria, como ya está sucediendo, ya que múltiples plantas automotrices, de autos, de equipo pesado y de autopartes –que son actividades esenciales para el desarrollo del país–, ya empezaron a laborar, unas desde el 18 de mayo, y otras lo harán en los próximos días y semanas.

 

Léa también

FREIGHTLINER. FORTALECE LA OPERACIÓN DE TRANSPORTES ELOLA Y ENTREGA 20 UNIDADES DE NUEVO CASCADIA

La entrega de las unidades se celebró en Zapata, Querétaro *”Para Freightliner es un orgullo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *