AMIA. El Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez, deja la presidencia del organismo a partir del 16 de enero

*Ingresó a la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, como su presidente ejecutivo, en el 2008, y tras 12 años de fecunda labor donde destacaron sus negociaciones para el Acuerdo Comercial con Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, se retira de la institución y ahora se dedicará a dar consultorías privadas

Rogelio ROY

El presidente de AMIA, Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez –que el 16 de enero se despide de la institución dejando un gran legado en el sector– fue justamente reconocido por el pleno de la prensa especializada por su gran labor en la negociación del T-MEC. Aquí con su pergamino, firmado por los comunicadores, acompañado de Alberto Gómez, Rogelio Roy Ocotla, Antonio Durán, Alexandra Villavicencio y Diana Domínguez.

El Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez, con una larga, prolija y profesional trayectoria en los sectores oficial y privado, en el ámbito de la economía, negociador hace más de 25 años del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, el TLCAN, y que prestó sus servicios en el sector público en la Secretaría de Economía, y que realizó un destacado papel en el cuarto de junto en las negociaciones del T-MEC por más de tres años hasta concluir exitosamente con esta gestión, se retira para atender sus negocios privados como consultor de empresas, a partir del próximo 16 de enero del año en curso.

El Dr. Solís Sánchez –doctor en economía por la Universidad Autónoma de Nuevo León, regiomontano de cepa–, realizó una brillante y efectiva gestión al frente de la AMIA, donde supo cultivar a múltiples amigos del sector, tanto a nivel oficial como privado, y mantuvo excelentes relaciones de amistad con los directivos de los organismos cúpula sectoriales, AMDA, INA, ANPACT, ARIDRA, ANCA, con líderes de las cámaras de senadores y diputados, con la Secretaría de Economía, Hacienda con el Sistema de Administración Tributaria, Aduanas, gobernadores y diputados y senadores.

Deja un gran legado, sin duda, este mexicano honesto, leal, comprometido. Que en las negociaciones del Acuerdo Comercial entre Estados Unidos, Canadá y México, supo defender, no los intereses de las grandes trasnacionales ubicadas en el país y socias de la AMIA, sino que –según le reconocieron quienes encabezaron estas reuniones agotadoras, Ildefonso Guajardo Villarreal y Jesús Seade Kuri– mantuvo por encima y en primer lugar los intereses de la industria y la economía mexicana, poniendo en juego toda su experiencia y capacidad negociadora, lo cual lo demostró al hacer un frente común con las asociaciones homólogas de Estados Unidos y Canada, quienes hicieron un frente para conservar las virtudes del Tratado y los beneficios para los tres países.

Reconoció en entrevista, que negociar con el insensato de Trump es una labor titánica, por sus incongruencias.

Eduardo Javier Solís Sánchez, fue un directivo ejemplar. Cumplido. Profesional en todo momento, que mantuvo estrechas relaciones con la prensa especializada.

Uno de sus logros, fue el realizar los talleres para la prensa especializada, donde off récord, compartía sus conocimientos sobre los temas automotriz y económico, con generosidad y humildad.

En un reconocimiento público, que los periodistas especializados que cubran la fuente de la AMIA, le entregaron en un pergamino firmado por todos ellos, le manifestaron su aprecio y felicitaciones por su excelente desempeño en las negociaciones del T-MEC.

Ojalá ese pergamino, ese reconocimiento a su patriotismo, compromiso, trabajo y calidad humana, lo lleve siempre en su corazón.

Léa también

En seguros para autos, Provincial, Banorte, Axa, BBVA, las mejores; El Águila y Zurich Santander, las peor evaluadas este año: Condusef

Sin duda México tiene una gran competencia en el tema de seguros automóviles, siendo cada …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *