Una visita digna del presidente a Washington; los empresarios asistentes, se mostraron orgullosos y optimistas con el futuro del T-MEC

La empresaria Patricia Armendáriz, califica la visita de histórica y benéfica para México

*El discurso del presidente López Obrador, equilibrado, conciso y políticamente correcto, con datos históricos de entendimiento entre las dos naciones, destacando a los 38 millones de mexicanos radicados en aquél país, donde trabajan honradamente y colaboran con su esfuerzo al desarrollo de esa gran nación

+Al celebrar el arranque del T-MEC, AMLO refirió que América del Norte es una de las regiones económicas más grandes del mundo, y no obstante es deficitaria, ya que exporta 3 mil 579 billones de dólares e importa 4 mil 190 billones de dólares, con déficit comercial de 611 mil mil millones de dólares, por lo que hay que atraer esas cadenas de suministro a las tres naciones del acuerdo, México, Estados Unidos y Canadá, para evitar la fuga de divisas, y dar mejores oportunidades a las empresas de la región y más empleo

Rogelio ROY

Pues el alud de criticas hacia la temida visita del presidente López Obrador a Washington a ver a su homólogo Donald Trump,  finalmente –ante el peso imbatible de la realidad y de los hechos– se convirtió de pesadilla, a un motivo de orgullo para la diplomacia mexicana, en un hecho histórico por el discurso pronunciado por el mandatario mexicano, y un motivo de orgullo para los empresarios mexicanos que acompañaron al presidente en la cena ofrecida en la Casa Blanca.

Fue un discurso memorable. Bien estructurado, con menciones históricas de Abraham Lincoln y de Benito Juárez. Del entendimiento entre las dos naciones, con un trato de respeto e igualdad.

Patricia Armendáriz, presidenta de Financiera Sustentable, la única dama en el grupo de empresarios mexicanos que acompañaron a la comitiva, dijo –sin rollos– sentirse orgullosa de haber participado en este evento histórico y que le dejó grata y fuertemente impresionada, por la buena actuación del presidente y del trato amable y cordial que les dieron durante la cena ofrecida a la comitiva mexicana.

Al celebrar el arranque del T-MEC, AMLO refirió que América del Norte es una de las regiones económicas más grandes del mundo, y no obstante es deficitaria, ya que exporta 3 mil 579 billones de dólares e importa 4 mil 190 billones de dólares, con déficit comercial de 611 mil mil millones de dólares, por lo que hay que atraer esas cadenas de suministro a las tres naciones del acuerdo, México, Estados Unidos y Canadá, para evitar la fuga de divisas, y dar mejores oportunidades a las empresas de la región y más empleo.

El T-MEC busca revertir este desequilibrio –machacó el presidente López Obrador. Y afirmó que mediante una mayor integración de nuestras economías y mejoras en el funcionamiento de las cadenas productivas, se podrá revertir este déficit para recuperar la presencia económica que ha perdido América del Norte, región que en 1970 tenía el 40.4 del producto mundial y ahora solo representa el 27.8 por ciento, es decir, ha bajado a nivel global el 12,6%.

Ya nuestros líderes cupulares de la AMIA, la AMDA, la ANPACT y la INA, ha hablado de la gran oportunidad que México y su industria automotriz tienen, para dejar de importar partes y componentes de Asia, y fabricarlos en la región y preferentemente en México, mejorando la cadena regional de suministro.

Aparte de Patricia Armendáriz, estuvieron en el grupo mexicano en la cena de alto nivel, Carlos Slim Helú, del Grupo Carso; Bernardo Gómez, de Televisa; Carlos Hank González, de Banorte; Carlos Bremer, de Grupo Value; Daniel Chávez, de Grupo Vidanta; Miguel Rincón, de Biopapel; Ricardo Salinas Pliego, del Grupo Salinas; Marcos Shabot, de Arquitectura y Construcción, y Olegario Vázquez Aldir, de Grupo Empresarial Ángeles.

Y por parte de los empresarios norteamericanos, Juan Luciano, de Archer; Ajay Banga, de Mastercard; Carol Tomé, de UPS; Mike Manley, de Fiat-Chrysler Automobiles; Jim Hacket, de Ford Motor Co.; Mary Barra, de General Motors Corp.; Brad Smith, de Microsoft; All Kelly Jr., de Visa, y Tim Cook, de Apple.

 

 

Léa también

AMLO VISITA A TRUMP. Y todos contra la visita obligada, no pedida

Es un viaje impostergable que nunca pudo ser rechazado por México *Así que mucho éxito …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *