Ingenieros de Honda desarrollan y donan 70 mil protectores faciales para trabajadores de la salud

Honda ha desarrollado nuevos métodos para la fabricación de equipos de protección en 305 instalaciones médicas

*”Hacemos un automóvil aproximadamente cada 50 segundos, y ese es el mismo tipo de enfoque que estamos tomando para estos protectores faciales”, comentó Hugo Beltrán, ingeniero en Jefe Asociado de Engineering Norteamérica (EGA)

Karen LIÉVANO OROPEZA/Reportera

Los trabajadores de la salud en el Hospital Mary Rutan en Bellefontaine, Ohio, se encuentran entre los receptores de los protectores faciales, que fueron fabricados en Honda Engineering North America, Inc. (EGA), en Marysville, Ohio.

Con motivo de integrar conocimientos de ingeniería, disminuir los riesgos de contagio ante el virus COVID-19, e ingeniar nuevos usos para su tecnología en producción, en Marysville, Ohio, los ingenieros de Honda Engineering Norteamérica (EGA por sus siglas en inglés) participaron en la fabricación de protectores faciales, integrando en su creación el método de moldeo por inyección de alta velocidad, que se usa normalmente, en la elaboración de sus vehículos. Por su parte, la unión de varias compañías en Canadá, que incluye a Honda of Canada Mfg, firma encargada de manufacturar los marcos, protectores y cintas para la cabeza.

“El equipo Honda, realmente ha superado el desafío en un período de tiempo limitado”, dijo Hugo Beltrán, ingeniero en Jefe Asociado de EGA. ”Hacemos un automóvil aproximadamente cada 50 segundos, y ese es el mismo tipo de enfoque que estamos tomando para estos protectores faciales. Estamos utilizando nuestra experiencia y equipo de producción en masa, para producir una gran cantidad de escudos que ayudan a las personas en nuestras comunidades “, continuó Beltrán. 

Ingenieros de Honda, han desarrollado nuevos métodos en la fabricación y producción de protectores faciales, donando 70 mil de ellos a trabajadores de la salud en 305 instalaciones médicas en 45 estados, y con planes de donar otros 60 mil, en los próximos días. Este equipo de defensa, fue creado con el objetivo de ayudar a proteger, a profesionales que brindan atención médica, y que se mantienen activos en sus labores, durante la actual pandemia. 

Durante marzo, la compañía japonesa inició la producción de marcos, que guarnecen caretas protectoras, utilizando una red de impresoras 3D en cinco instalaciones de fabricación. Aún con dichos esfuerzos, se determinó que las impresoras 3D, no podían producir el volumen necesario para satisfacer la demanda deseada, así pues, los ingenieros de Honda encontraron solución a su producción masiva, mediante el moldeo por inyección de plástico, una de las capacidades de fabricación internas de la empresa. 

Según los fabricantes, la manufactura de caretas no fue una tarea fácil, ya que las máquinas y procesos con las que se logran crear piezas de plástico para automóviles, se tendrían que adaptar a las necesidades de este diseño para salubridad. Los asociados de Honda también trabajaron de cerca con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para comprender los requisitos y asegurar la calidad y verificar que los protectores fabricados fueran adecuados para el contacto con la piel. Estos productos de un solo uso, han sido autorizados para su utilización durante la pandemia de COVID-19 por la FDA, como un equipo de emergencia. 

Uno de los procesos elementales, para la fabricación de caretas protectoras, fue el análisis y el estudio del diseño de estas mascarillas. Para lograr esto, Honda contó con la asesoría de profesionales de la salud certificados. Fue necesaria también, la construcción de un troquel especial, para permitir que el equipo de moldeo por inyección de plástico produjera más de 3,000 protectores faciales por hora.

Eric Walli, líder de Planeación Regional de Honda Norteamérica, señaló por su parte: “Fue un esfuerzo integral entre nuestros equipos de diseño y manufactura de Honda, para trabajar en conjunto para resolver rápidamente este desafío. Estábamos analizando materiales, haciendo un trabajo científico para entender si lo que pusimos en una careta sería seguro para que lo usen los humanos y todo esto ocurría mientras buscábamos comenzar rápidamente, y luego aumentar la producción”.

Honda también, ha mostrado su fuerte participación ante esta crisis mundial, con múltiples iniciativas de ayuda, en respuesta a la pandemia COVID-19, tales como, el ensamblaje de componentes para ventiladores, poner a la disposición de personal médico sus minivans Honda Odyssey, modificadas para transportar a personas potencialmente infectadas con COVID-19, y mediante el refuerzo de seguridad en las mismas, proteger a sus conductores, proporcionar alimentos a comunidades vulnerables, además de donar más de 200,000 artículos, incluidos guantes, máscaras N95, toallitas con alcohol, respiradores de media máscara y otros tipos de equipo de protección.

Sin duda, cada vez es más notoria la atención y respuesta de las grandes compañías fabricantes de vehículos, que se unen a brindar apoyo a la sociedad que hace frente al COVID-19, con soluciones efectivas y al alcance de sus instalaciones de producción y fabricación.

Honda, también se une a la causa, comprometiendo y empoderando a sus asociados en la región de América del Norte, con el fin de brindar asistencia a personas locales, necesitadas de apoyo durante el tiempo de confinamiento. 

 

Léa también

Rueda de Negocios Virtual de Autopartes y Refacciones del Sector Automotriz de Turquía a México, del 30 de junio al 2 de julio del 2020

*Si le interesa participar, por favor ingrese a la siguiente liga donde encontrará el Formulario …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *