Pese a todo en julio se rompen récords históricos en producción, exportación y superávit automotriz: AMIA

De enero a mayo la balanza comercial arroja un superávit récord de 36,160 mdd

“Espero concluyamos wl 2019, con superávit de 90 mil mdd”: Eduardo Javier Solís

*Hubo una ligera caída en producción en julio de -1%, motivado por el cambio de plataforma y nuevos modelos de varias marcas, que conllevó paros técnicos, pero en el acumulado enero-julio hubo una manufactura de 2 millones 271,763 unidades con avance de 0.5%, ó 11,281 vehículos ligeros más producidos

*A Estados Unidos el 78.7% de los vehículos exportados, con una participación en ese mercado de 16.2%, es decir de cada 100 autos nuevos que se comercializan en la Unión Americana, 17 de éstos son hechos en México

*El mercado interno continua a la baja, y hay que incentivarlo con la deducibilidad a personas físicas y modificar las leyes para que la devolución de la prenda en garantía, o sea el auto en cuestión,  se realice en un mes como sucede en otros países, y no en 2 ó 3 años como pasa actualmente aquí, y así se pueda incorporar al crédito automotriz a 250 mil personas, que representarían ventas por un cuarto de millón de unidades al año

Rogelio ROY

El Dr. Eduardo Javier Solís Sánchez, presidente de la AMIA, “se rompen récords históricos en producción, exportaciones y superávit automotriz en julio”, y Cristina Vázquez, coordinadora de Estudios Económicos de la AMDA, “preocupante caída en el mercado interno y la legalización de los chocolates un grave problema para los distribuidores de automotores”, en la conferencia de prensa.

Pese a todo. Por encima de las 18 –más les que se vayan acumulando– felicitaciones de Trump al gobierno mexicano por apoyarle a controlar la migración de ciudadanos centroamericanos. Contra los pronósticos de una recesión en la economía del país, que auguran, que ansían, que esperan los partidos opositores. Pese a todo, la industria automotriz, en materia de producción, de exportaciones y de superávit automotriz en su balanza económica, sigue superándose y rompiendo récords históricos en los tres rubros.

Para el mes de julio, hubo una disminución en la manufactura de vehículos ligeros, del orden de 1%, pero ataja de inmediato el Dr.Eduardo Javier Solís Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, AMIA, debido ésta al cambio de plataformas de algunas marcas, paros técnicos de otras y nuevos modelos que se avecinan ingresen al mercado, son las razones de esta mínima disminución en la producción de automotores en el país.

Pero en el acumulado enero-julio, periodo en el que se fabricaron sobre 2 millones 271,703 vehículos, o sea 11,281 coches más que en el mismo ejercicio del 2018, en el que se manufacturaron 2 millones 260,422 piezas, nos habla de un avance marginal, pero avance que consolida la producción y la hacen ser la más grande en la historia de la industria automotriz mexicana, en todos los años y en todos los tiempos, con aumento récord de .5%, sobre los aumentos ya tenidos en años anteriores.

En el terreno de las exportaciones, se han enviado a los mercados internacionales, en el mismo lapso de los 7 primeros meses del año, enero-julio, 2 millones 17, 717 unidades, con 3.9% de aumento, lo que representa un incremento espectacular ya que veníamos de años de constante avance. Comparada este cifra, con los 1 millón 941,918 vehículos del año anterior, nos da un diferencial hacia arriba de 75,799 unidades de más exportadas.

En Estados Unidos, en ese mismo lapso de 7 meses, se comercializaron 9 millones 789,346 vehículos ligeros, con una caída de -1.5%. Pero en este mercado, México ha exportado, también de enero a julio, un total de 1 millón 587,916 autos, con subida de 14.3%, cifra que representa ni más ni menos el 16.2% del total de las ventas de Norteamérica. Es decir, que de cada 100 autos vendidos en aquél país, 16 son de origen y de fabricación y de exportación mexicana, lo que obviamente nos lleva al siguiente récord histórico superado: el superávit automotriz de enero a mayo –que es hasta donde se tiene contabilizado– es de 36,160 millones de dólares, lo que significa que en tan solo cuatro meses, ya la industria automotriz rebasó lo que se hizo el año asado en todo el primer semestre.

Y el Dr. Solís Sánchez, pronostica con fundado optimismo, que cerraremos este 2019, con otro récord histórico para la nación: con un superávit automotriz de más de 90 mil millones de dólares, cifra nunca antes vista en México y que hace que el sector nuestro sea el más pujante de la economía azteca, el motor que definitivamente jala a la economía de México.

UN MERCADO DE 250 MIL AUTOS MÁS

Sobre la caída de 26 meses continuos del mercado interno, el directivo de la AMIA, volvió a recalcar que, en primera, no debe permitirse la regularización de los autos ilegales que circulan en los estados del norte del país. Ante la intentona de algunos gobernadores y de algunos legisladores en el sentido de regularizar los autos chocolate, el gobierno del presidente López Obrador debe dar un rotundo no a estas nefastas intenciones, que solo vendrían a dañar a la economía nacional, y a hacer más inseguro y contaminante el parque vehicular.

En segundo término, se pronuncia porque la Secretaría de Hacienda, haga extensivo a las personas físicas la deducibilidad en la compra de autos, y a ampliar el monto de las cifras autorizadas y a abrir este beneficio no solo a personas morales y con actividad empresarial, sino a todos los contribuyentes catalogados como personas físicas, para abrir más el abanico de posibilidades –ya que este nicho de ciudadanos actualmente por la falta de una legislación más efectiva y a favor del prestador del servicio, son rechazados–, y fomentar la reactivación del mercado doméstico.

Y en tercer término, que se legisle en favor de la recuperación de la prenda, para que los bancos, en caso de la moratoria de algún cliente, puedan recoger la prenda, el auto o el bien adquirido, en un lapso de un mes como sucede en otros países, en lugar de tener que esperarse de 2 a 3 años para recuperar el coche por incumplimiento del pago.

Considera el Dr. Eduardo Solís, que de darse esta legislación de recuperación expedita y rápida de la prenda, se podría abrir el crédito y financiamiento a un universo de 250 mil personas, que representaría que se puedan comercializar otros 250 mil automóviles más en el mercado, lo que le reactivaría y le daría una dinámica de más crecimiento a nuestra economía.

Pese a las aves de mal agüero, la industria automotriz mexicana sigue siendo el sector más fuerte, más dinámico y de más crecimiento, que ayuda, apoya  y se compromete con el desarrollo de México.

Léa también

Ford reconoce la excelente calidad de Faurecia con el galardón Ford Q1

Por segundo año consecutivo el galardón Ford Q1 se queda en Puebla *Desde que llegó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *